Pulsa para reintroducirte en esta sede



ANIME VS. MANGA

Es de destacar la impecable labor de adaptación que el equipo dirigido por Osamu Dezaki ha desarrollado en la versión animada. El Animé (dos series televisivas, película, OVAs) conserva toda la frescura, energía, atractivo y espíritu del manga, al tiempo que respeta el estilo y los recursos artísticos que caracterizan el grafismo de Yamamoto. No obstante, subsisten divergencias entre ambas versiones, que aunque no son insalvables, aportan elementos diferenciales y complementarios.


Grafismo

El estilo de la autora, e incluso la evolución de sus recursos gráficos a lo largo de las más de 3000 páginas de este manga, encuentra un cierto paralelismo visual en el Animé que alcanza su culminación en los OVAs de 1988-90.

Por un lado, las dos series televisivas explotan preferentemente la utilización de elementos propios de la animación de los 70’s (colores brillantes, referencias extraídas de la estética de la época, silueteo de personajes, indiferencia frente a los fondos y escenarios, indefinición de líneas) en lugar de decantarse por una adaptación más fiel del estilo de Yamamoto. Con ello se logra un producto que, aunque llamativo, no acaba de reflejar ni la elegancia artística de la autora ni la profundidad emocional del argumento.

Por el contrario, los OVAs no sólo han sabido hacerse eco de la fuerza emocional, el dramatismo y la pasión propia del manga, sino que han conseguido perfeccionar algunas de las escenas que pretendían adaptar. Sólo el estilo de Sugino podía igualar las cotas de intensidad del manga a través de un estudio tan magnífico de los personajes e incluso superarlo en tratamiento dramático y empatía con el lector. Uno de sus grandes aciertos es la adaptación del estilo de la autora en lo que respecta a la maduración física de los personajes. Al igual que Yamamoto, conforme éstos van madurando, se utiliza una línea de mayor grosor que endurece sus rasgos, se aumentan las sombras y las tramas en los rostros, se refuerza la profundidad de la mirada añadiendo complejidad al diseño de la pupila, se alargan mentones y nariz, se aumenta la corpulencia física y la estatura de todos los personajes y se redefine el estilo de los cabellos.


Argumento

A este nivel, son los OVAs los que mejor han llegado a captar y transmitir los contenidos del manga, aunque por necesidades de metraje no aparezca en ellos todo el elenco de secundarios inventados por Yamamoto y sus respectivas problemáticas, ni se siga fielmente la línea argumental original. Sin embargo, si “Ace o Nerae” se caracteriza por incorporar una prosa bella, llena de sensibilidad y pasión, es gracias a la labor de Dezaki&Sugino que este estilo encuentra su mejor adaptación.

Si bien existen discrepancias puntuales entre la versión animada y el manga, la diferencia de tratamiento existente entre los OVAs y las series televisivas es abismal. En éstas prima el desarrollo deportivo de la protagonista ante contrincantes que le exigen una superación continua, en un entorno donde el plano personal se trata de forma secundaria y subordinada al desarrollo de la acción. Por el contrario, los OVAs se centran el desarrollo personal y psicológico de los personajes, dando prioridad a las emociones, relaciones sentimentales y maduración, aumentando de este modo las posibilidades de empatía con el espectador. Además, las series animadas obvian relatar muchos de los acontecimientos dramáticos más emotivos del manga en el arco temporal que abarcan, defecto que subsanan los OVAs mediante flashbacks que explican el porqué de las motivaciones de algunos de los personajes y ayudan a anticipar reacciones, dotando de una mayor profundidad a la historia.


Principales discrepancias entre manga y Animé

a) Los personajes

  1. Supresión en el Animé de algunos personajes femeninos secundarios: Rei Hannabuchi (enamorada platónicamente de Marta), Saeko Houriki (fan de Jeremías), Georgie y Jackie Bint (contrincantes que influirán decisivamente en la carrera deportiva de la protagonista).
  2. Al contrario que en el Animé, donde los únicos personajes varones que influyen en Marta/Hiromi son Jeremías/Jin, Roberto/Tohdoh y Angel/Daigo, en el manga ella también mantiene relaciones de amistad con otros personajes masculinos (ej. Eddy Reynolds) que en algunos casos hasta llegan a enamorarse de ella (ej. Kouzuki, Yuu Kamiya).
  3. Como entrenador, Jeremías/Jin es mucho más suave y gentil en el manga que en las series de animación (Marta/Hiromi se refiere a él como el entrenador diabólico), lo cual se refleja en sus entrenamientos (intensos pero no extenuantes) o en las conversaciones que mantiene con sus pupilos, especialmente con Marta (no se ciñen sólo a los aspectos deportivos sino que tocan aspectos más humanos). No obstante, los OVAs ayudan a suavizar la imagen mostrada en las series de animación, dotando al personaje de una gran sensibilidad y vulnerabilidad al tiempo que reafirman su lado humano por encima de su rol como entrenador.
  4. El protagonismo de la familia Reynolds es mayor en el manga que en el Animé. En el manga la influencia tanto de Mr. Reynolds como de sus hijos, Angie y Eddie, sobre Marta/Hiromi es notable sobre todo después de la muerte de Jeremías/Jin.

b) Las relaciones

  1. La relación de Marta/Hiromi con María/Maki es mucho más intensa en el Animé ya que ésta se presenta como la única amiga de la protagonista. En el manga, Marta llega a estrechar también sus relaciones con jugadoras que fueron originalmente sus rivales y que se convierten posteriormente en sus confidentes.
  2. El manga trata con mayor profundidad la relación emocional existente entre Jeremías/Jin y Marta/Hiromi al margen de su vínculo deportivo. En el Animé el amor que siente Jeremías por Marta no parece quedar definitivamente claro, mientras que en el manga la escena de la conversación entre Jeremías y Roberto en el hospital, cuándo aquel le revela la gravedad de su enfermedad, es definitiva: “Estoy enamorado de Marta pero voy a morir. Por favor, cuida a Marta y hazla feliz”.
  3. Las series animadas no aportan flashbacks que expliquen el porqué de las motivaciones de algunos de los protagonistas. El pasado de Jeremías/Jin como jugador, que en el manga se detalla casi al principio, es relegado al olvido en las series y retomado por los OVAs.
  4. La complejidad de la relación que Ingrid/Ranko mantiene con Jeremías/Jin alcanza su verdadero clímax en el manga. Mientras que las series televisivas omiten la existencia de cualquier sentimiento que no sea fraternal, el OVA aporta mayor información sin detenerse en detalles pero explicitando las consecuencias de la influencia de Jeremías sobre la vida de su hermana, antes y después de su muerte.
  5. Las emociones y las reacciones de envidia hacia Marta/Hiromi por parte de Rosa/Reika son mucho más intensas en el Animé así como los ataques que aquella sufre por parte de sus compañeras de club cuando es seleccionada por Jin/Jeremías para representar al colegio Nishi.
  6. Mientras que en el Animé, Rosa parece estar enamorada de Jeremías; en el manga los sentimientos de ésta hacia su entrenador no alcanzan esa profundidad, sin embargo sí se revela como obvio el amor que Rosa siente por Angel.
  7. La relación entre Mr. Reynolds y Jeremías no se desarrolla apenas en el Animé. En el manga ambos no son sólo buenos colegas sino entrenadores que sienten un profundo respeto por sus ideas y por los logros de sus respectivos pupilos; de hecho, en varias ocasiones, Jeremías y Marta son invitados al hogar de los Reynolds. Tanta es la admiración que Mr. Reynolds siente por Jeremías que uno de sus logros personales es conseguir que el sueño de Jeremías, de convertir a Marta en una figura del tenis mundial, se haga realidad.
  8. Los sentimientos de Luis hacia Rosa apenas se tratan en el Animé, mientras que en el manga hay una escena en la que aquel se declara a la muchacha, pese a que ésta no puede corresponderle.
  9. Aunque en el Animé no queda tan claro, en el manga sí queda constancia de que Eduardo no tiene ninguna relación especial con ninguno de los personajes femeninos de la historia.
  10. Todas las relaciones amorosas en el manga son meramente platónicas, Yamamoto no toma en ningún momento la decisión de llevar ese amor al plano físico. En el Animé, aunque el grado de platonismo es patente, también lo es el deseo físico que lo sustenta.

c) Las situaciones

  1. En el Animé, la rival definitiva de Marta para llegar a la cima del tenis mundial es Jean Ryder (rival importante pero no decisiva que también aparece en el manga) mientras que en el manga se trata de Billy Jean King (que sí se menciona en el Animé, pero sólo de forma indirecta).
  2. La dureza de los entrenamientos que ha de soportar Marta/Hiromi en el Animé es muy superior a la mostrada en el manga. Las escenas de entrenamiento hasta la extenuación son más propias de la versión animada al igual que la invención de nomenclaturas rimbombantes para las técnicas tenísticas (ej. Servicio tornado).
  3. El nivel de dramatismo, efectismo e intensidad emocional logrado en los capítulos animados que relatan la muerte, funeral y entierro de Jeremías/Jin supera con creces la versión del manga, donde el tratamiento del dolor causado por esos tristes acontecimientos no cala tan profundamente la sensibilidad del lector.
  4. La línea argumental del manga después de la muerte de Jin es diferente a la del Animé (comparar las Guías de Episodios del manga y del Animé).
  5. El Animé se centra más en las emociones y pensamientos de Marta/Hiromi, mientras que el manga describe las vicisitudes de un elenco más amplio de personajes y por lo tanto aporta perspectivas más amplias y variadas.
  6. El manga incorpora más escenas cómicas en forma de gags visuales que el Animé.
  7. La familia Reynolds es australiana en el manga, y americana en el Animé.
  8. La figura del padre de Jeremías no aparece en el Animé. En el manga acude a visitarle cuando está ingresado en el hospital y en la escena que deriva de esa visita queda claro que los sentimientos de Jeremías hacia su padre son de profundo odio ya que lo culpa de la muerte de su madre.
  9. En el manga, Ingrid nunca tiene un accidente de moto.
  10. Las apariciones de Rosa e Ingrid en el manga, tras la muerte de Jeremías, son bastante escasas. Da la sensación de que dejan de jugar al tenis. Por el contrario, en el Animé, la participación de ambas en torneos y entrenamientos es constante a lo largo de todo el metraje.
  11. El final del manga presenta como última y definitiva oponente de Marta a Georgie Bint, mientras que en el Animé ésta es Jean Ryder. Por otro lado, el manga concluye con la marcha de Marta a USA en avión junto a Roberto, que se convierte en su entrenador a partir de ese momento; en el Animé, la historia concluye con la lectura de una carta de Jeremías por parte de Angel a Roberto y Marta.
  12. En el manga, Marta nunca llega a aceptar totalmente a Angel como sustituto de Jeremías hasta el final de la historia; en el Animé su relación no es tan distante, aunque en ambos casos la relación que los une es meramente la de alumna-entrenador.
  13. En el manga, Roberto no decide convertirse en jugador profesional y marcharse a USA. Por el contrario, permanece siempre junto a Hiromi, ayudándola como amigo y como jugador.

 


inicio de página