Pulsa para reintroducirte en esta sede



GALERIA DE PERSONAJES

Si no fuera por el carisma de sus personajes, puede que Ace o nerae! fuera hoy en día una más entre las numerosas series y mangas deportivos que se han engendrado en Japón. Sin embargo, Sumika Yamamoto supo crear para la ocasión un elenco de personalidades muy dispares entre sí, que no sólo diferían de los estereotipos de la época, sino que respondían a problemáticas realistas con las que el lector se podía identificar o, cuanto menos, asumir como propias llegado el caso. La alegría y el espíritu de lucha de Marta/Hiromi, la disciplina y la perfección de Rosa/Reika, la generosidad y el tesón de Ingrid/Maki, la gentileza y la fuerza de Roberto/Tohdoh, la fortaleza y la devoción de Angel/Katsura, o el magnetismo y el espíritu indómito que encarna Jeremías/Jin, son algunos de los pilares sobre los que se sustenta la fuerza de esta obra.

A lo largo de los cinco años que transcurren durante la narración de los acontecimientos presentados por la autora, los personajes sufren grandes cambios psicológicos que responden a un proceso de maduración personal, no sólo causado por el paso del tiempo, sino por la dureza de las pruebas a que la vida los somete entre tanto. La autora se encarga de presentarnos como protagonistas a un tipo muy especial de individuos: aquellos jóvenes que se dedican a entrenar para la alta competición y se ven obligados a renunciar a muchas de las ventajas de las que disfrutan los adolescentes de su edad, en pro de un incierto éxito de cara a futuro. Nos muestra un entorno competitivo en el que es necesario darlo todo para conseguir metas deportivas, pero que, a cambio, ofrece la satisfacción de cultivar un deporte que recompensa espiritualmente a aquellos que lo practican.

Es digna de admiración la magnífica adaptación a serie de televisión que se hizo del manga, sobre todo de cara a los personajes. No sólo conservan sus rasgos característicos sino que gozan de un toque de realismo tal, que más parecen actores interpretando que criaturas de acetato.


PERSONAJES PRINCIPALES

El punto de inflexión más importante en el desarrollo personal de los protagonistas, que coincide con el ecuador de la serie y marca su paso de jóvenes jugadores a adultos profesionales, viene dado por la muerte de su entrenador, Jeremías O´Connor. Los caracteres que hasta ese momento habían venido demostrando los personajes, propios de adolescentes y enmarcados en un argumento tipo folletín estudiantil, alcanzarán la madurez y configurarán un drama adulto en el que el tenis se eleva a la categoría de filosofía vital.

 

 

MARTA NOLAN / HIROMI OKA

Es el personaje central, el eslabón en torno al cual se construye la historia. Cuando la serie comienza tiene 14 años y se comporta como todas las chicas de su edad: vive en un mundo de fantasías, lleno de sueños e ideales, no le gusta demasiado estudiar y le encanta salir a divertirse con su amiga María. Pese a que parece bastante alocada, infantil y visceral, se adivina en ella una personalidad animosa y esforzada. Al principio, el tenis no significa para ella más que la posibilidad de estar cerca de los jugadores estrella de su colegio, famoso por tener el equipo de tenis más sólido de la provincia, pero más tarde este deporte se convierte en su verdadera pasión. Marta no es consciente hasta el final de la serie, momento de su eclosión como jugadora, de sus grandes aptitudes para este deporte, lo cual es un handicap en términos de confianza en sí misma y, al mismo tiempo, una ventaja que suscita en ella un constante deseo de perfeccionarse. Por otro lado, posee un inquebrantable espíritu de lucha que la obliga a no dar nunca un partido por perdido y entregarlo todo hasta el final.

Marta es una jugadora dura y tenaz, que combina un espíritu indomable con grandes cualidades físicas para el tenis; no obstante, es una joven muy humana e impresionable. Los altibajos de su vida personal influirán en su rendimiento en la pista, y ello hará aún más duro su ascenso hacia la gloria. Gracias a la ayuda de Jeremías, que descubre sus valores innatos y sus aptitudes para convertirse en tenista, Marta consigue moldear su potencial de futura campeona, incluso a costa de renunciar temporalmente a su amor por Roberto, jugador estrella de su colegio al que profesaba gran admiración. Será esta renuncia la que marcará el momento de aceptación de su entrega total hacia el tenis y hacia Jeremías, que se convertirá no sólo en su entrenador personal, con total dedicación hacia su carrera, sino en la persona más importante de su vida hasta el fallecimiento de éste, tragedia que la apartará de las pistas enferma de una profunda depresión de la que sólo logrará salir gracias a la ayuda del mejor amigo de Jeremías, Angel, que se convertirá en su entrenador en cumplimiento de la última voluntad del fallecido. La ausencia de su querido mentor, una vez aceptada por la joven, será el aliciente para su regreso a las pistas, en un intento por conseguir que el recuerdo de su maestro viva a través de sus éxitos.

Templada a través de las muchas dificultades que debe arrostrar en este periplo de éxitos y fracasos, Marta, con 18 años, se ha convertido, al final de la serie, en una mujer con un objetivo claro en la vida y la capacidad de encarar las más duras adversidades con madurez y equilibrio. El valor de este personaje se halla en su humanidad, en su capacidad de cometer fallos y rehacerse, en su valor para caer y levantarse, en el hecho de que no es una apuesta segura para la victoria sino una garantía de esfuerzo y lucha sin cuartel.
 

 

JEREMIAS O´CONNOR / JIN MUNAKATA

Si bien no es el personaje central de la historia, sí es, a mi modo de ver, el más importante. Su presencia, en la primera parte de la serie, y las referencias que a él se hacen, en la segunda, lo consagran como el espíritu que da sentido a todo el argumento, el eje en torno al cual adquieren su verdadera dimensión el resto de protagonistas, el vehículo para expresar el mensaje central de esta obra. Para una mayor profundización, ver "Una historia a través de un personaje".
 

 

ANGEL ANDREWS / DAIGO KATSURA

Cuando Angel aparece en la historia, se inaugura una nueva etapa en el desarrollo de los acontecimientos. Hasta ese momento, Jeremías había sido el entrenador carismático que guiara de manera directa (en el caso de Marta) o indirecta (en la carrera de Ingrid, Rosa o Roberto) a estos jóvenes tenistas; sin embargo, su voluntad de no dejar inconclusa la tarea que había venido desempeñando hasta que su enfermedad lo recluyó en el hospital, lo llevó a hacer partícipe a su gran amigo Angel de los proyectos que habían dado sentido a su vida desde que le diagnosticaran leucemia y tuviera que abandonar el deporte.

Jeremías y Angel se habían convertido en grandes amigos a través de la práctica del tenis, no obstante, cuando el primero tuvo que dejarlo por enfermedad, el segundo decidió retirarse al monasterio budista de Eiji, uno de los más rígidos de Japón, donde se convirtió en monje.

Su reclusión sólo cesó cuando Jeremías le confió la misión de convertirse en el entrenador de Marta, labor que él mismo había desempeñado hasta ese momento, y ser su guardián hasta que ella pudiera valerse por sí misma tanto a nivel personal como en su carrera tenística. Angel es un hombre de carácter fuerte y vital, con un gran sentido del humor, seguro de sí, disciplinado (como corresponde a un monje) y apasionado del sake, exigente y poco condescendiente con las debilidades, visceral en la manifestación de sus emociones, perfeccionista y muy tradicional. Como entrenador es rudo y minucioso pero tolerante y más flexible que Jeremías. Aparece rodeado de un cierto misterio, y sus motivaciones son dejadas por la autora a la subjetividad del lector. ¿Por qué renunció a su brillante carrera tenística cuando Jeremías tuvo que apartarse de las pistas? ¿Por qué decidió convertirse en monje budista? ¿Qué le obligó a hacerse responsable de la última voluntad de Jeremías si para ello tenía que abandonar el monasterio budista en el que había rehecho su vida? Probablemente para responder a estos interrogantes habría que ser conocedor del entorno cultural japonés, ya que actitudes normales, y consideradas debidas en una cultura, podrían ser incomprendidas por el foráneo. ¿Debemos ver en esta relación un sentimiento de amor sublimado bajo una apariencia fraternal o una profunda amistad? Depende de los ojos con que se mire. Si bien es cierto que pensar en homosexualidad sería sacar las cosas de quicio, si es posible que existiera entre los dos hombres un hondo sentimiento de cariño y lealtad más fuerte que el amor mismo, y, en ningún caso, de naturaleza sexual. Puede que la injusticia de saber que su mejor amigo estaba enfermo de leucemia, que su vida iba a ser segada siendo tan joven, disparara dudas en su alma que le hicieran replantearse el sentido de su vida, y sólo pudiera hallar consuelo y respuestas en la vida monacal. Por otro lado, se podría ver en su actitud una suerte de amor platónico y admiración hacia Jeremías que, aunque no correspondido, le acompañaría durante toda su vida. Tras su muerte, Angel dedicará su vida al cumplimiento de la última voluntad de su gran amigo, y meses después, cuando para muchos el recuerdo de Jeremías va convirtiéndose en algo borroso, tan sólo para él y para Ingrid sigue estando tan presente como si nunca se hubiera alejado de su lado.

Para Marta, Angel será un apoyo insustituible, aunque nunca comparable al que fue su primer entrenador; gracias a él superará la depresión en la que cae tras conocer el fallecimiento de Jeremías y comprenderá el sentido de su muerte. Para Ingrid, será siempre un crítico implacable y un severo juez. Para Rosa y Roberto, significará una mano amiga capaz de continuar con la labor inacabada de su desaparecido mentor. Para Jeremías será el consuelo, la comprensión y la paz para su espíritu.
 

 

REIKA RYUUZAKI / ROSA ROSS

Es éste uno de los personajes más complejos de la serie. Al principio de la historia, se comporta como una diva del tenis, ya que goza de la admiración de todos los miembros del club y cuenta con una serie de privilegios que nadie osa poner en duda. Apodada, por su perfecto estilo de juego y su gran belleza física, “Madame Butterfly”, se ha convertido una gran promesa como tenista, no sólo como miembro del equipo del colegio sino a nivel nacional; no en vano, su padre es el presidente de la Federación Japonesa de Tenis y se encargó de sus entrenamientos desde la infancia. Rosa se muestra como una joven fría, disciplinada, equilibrada. Nunca ha sido derrotada en ningún torneo y ha ido acumulando victorias sucesivas desde que se inició en el tenis, este récord la ha llevado a prometer que se retirará cuando sea derrotada por vez primera. No obstante, el limbo en el que vive Rosa, empieza a verse quebrado cuando Marta Nolan entra en el equipo de tenis del colegio. Al principio no ve en ella nada más que a otra novata tratando de conseguir su amistad, y la simpatía de la muchacha consigue cautivarla hasta el punto de regalarle una de sus raquetas.

No obstante, esa naciente simpatía mutua se verá quebrada cuando Marta comienza a ser objeto de las atenciones del entrenador en detrimento de Rosa, que no comprende cómo una jugadora sin experiencia es objeto de unos consejos que deberían ir dirigidos a ella. A pesar de los celos que siente, acrecentados por la circunstancia de que está enamorada del entrenador, mantendrá siempre una dignidad y una presencia de ánimo poco comunes. Poco a poco, se irá dando cuenta de las grandes dotes de Marta como tenista y admirará su gran espíritu de lucha, ayudándola en cuanto puede, a pesar de ser consciente de que está destinada a ser su mayor rival y brillar con luz propia en el que hasta ese momento había sido su universo particular. Su aceptación del hecho de que Jeremías la considere tan sólo un objetivo a batir por su pupila, es uno de los mayores dramas que se viven en esta serie. Rosa es una muchacha endurecida emocionalmente por este deporte, pero esconde en su interior un alma sensible y delicada, que sólo unos pocos conocen. La mayoría de las personas que la rodean tan sólo son capaces de captar su fiero espíritu competitivo, su perseverancia y la gran disciplina a la que se somete. Ha renunciado a todas las diversiones propias de su edad por el tenis y, en ocasiones, lamenta el aislamiento a que esta decisión la ha conducido. En cierto modo, admira a Marta por haber conseguido que su dedicación al tenis no cambie su carácter ni ahogue sus emociones, lo que sí ha sucedido en su caso.
 

 

INGRID O´CONNOR / RANKO MIDORIKAWA

Es éste uno de los personajes más memorables de la serie, ya que combina una personalidad digna de admiración con una dramática historia personal. Hija del segundo matrimonio del padre de Jeremías, que repudió a su primera esposa y abandonó a su único hijo al enamorarse de otra mujer, conoció a su medio-hermano en su infancia, ignorante del parentesco que los unía (en la versión japonesa ambos tienen apellidos diferentes, hecho del que no se han percatado los traductores al castellano). Encariñada con él desde el principio, con el devenir de la adolescencia este cariño se transformó en un profundo amor que se vio obligada a reprimir cuando se enteró de la verdadera relación que los unía. La sensación de pérdida con que la abrumó este conocimiento sólo se vio mitigada a través de la práctica del tenis, deporte en el que la había introducido su hermano como vía para que superara su complejo infantil de ser demasiado alta. Ilusionada con la posibilidad de poder ser entrenada por Jeremías y tenerlo, si no como amante, al menos como su entrenador personal, vio como sus deseos se frustraban cuando él eligió a Marta como pupila. Fue duro para Ingrid admitir que él no sólo veía en Marta más posibilidades como tenista que en ella, sino que poco a poco se iba encariñando más con la muchacha.

No obstante, Ingrid compartía con Jeremías ese indomable espíritu de lucha, esa sed de perfección, ese tesón... que finalmente la auparon hasta convertirse en miembro de la selección japonesa de tenis. Ella nunca vio a Marta como a una rival en la pista, siempre la consideró como “la pequeña Marta”, la pupila de Jeremías, la joven jugadora a la que había que ayudar y defender por amor a su hermano; para ella Rosa Ross, además de una amiga, era la única oponente digna de consideración, la máxima meta a alcanzar y en vista a la cual se entrenaba.

Ingrid se sometió siempre a unos entrenamientos durísimos, resultado de un planning más visceral que racional, que la condujeron en más de una ocasión a graves lesiones que desembocaban en su derrota o en el abandono de partidos. Pese a ello no desistía, era capaz de levantarse y empezar de nuevo tras los fracasos, con coraje, con ilusión, con amor... Porque su amor por Jeremías inundaba su vida y porque su pasión por el tenis era tal que en una ocasión, al borde de la muerte, sólo tuvo aliento para pedir una raqueta... Ingrid se asimila al prototipo de mujer guerrera: de físico masculinizado y poco dado a curvas, carácter fuerte templado por las dificultades, valerosa e independiente, generosa con sus amigos y de lengua afilada con sus enemigos, orgullosa y solitaria, generosa e indómita; todo ello suavizado por su gran humanidad y una extraordinaria capacidad de sacrificio y sufrimiento
 

 

ROBERTO / TAKAYUKI TOHDOH

Roberto simboliza el idealismo y la ilusión de la adolescencia, su fuerza y tenacidad para conseguir sus objetivos. Tendrá una importancia capital para Marta a lo largo de toda la serie. Cuando ella ingresa en el colegio Nishi, y es una novata en el equipo de tenis, se convierte en su amor platónico y es uno de los pocos alicientes que la animan a persistir en su intento de convertirse en una buena jugadora. Su ejemplo como jugador y el cariño que le demuestra, la ayudarán, en un principio, a superar el ostracismo al que la condenan sus propias compañeras de equipo y la dureza de los entrenamientos a que la somete Jeremías, y posteriormente, tras la muerte del entrenador, a recuperar la ilusión perdida y a reencontrarse a sí misma. Roberto es el caballero andante que aparece en los momentos más oportunos para animarla, es el primer amor de la joven, y su primera pérdida cuando decide entregar su vida al deporte. Roberto es testigo de cómo la muchacha se aleja y lo sustituye en su corazón por Jeremías, sin embargo, él seguirá siendo fiel a su amor a la par que su admiración por el entrenador no conocerá límites.

Su separación de Marta no será definitiva, y contribuirá positivamente a su perfeccionamiento como tenistas y a que ambos descubran el amor verdadero, muy diferente de su primer apasionamiento juvenil. Roberto es un joven sensible emocionalmente, pero valiente y perseverante; su adhesión incondicional a los principios que les inculcó Jeremías le llevarán a convertirse en profesional en honor a su memoria. Será precisamente esa ternura que demuestra, su timidez a la hora de revelar sus sentimientos, su gran sentido del honor y de la lealtad, su bondad y empatía, pero, por encima de todo, su parecido espiritual con Jeremías, lo que atraerá a Marta a su lado tras superar la depresión en la que cae tras la muerte de su entrenador.

 


PERSONAJES SECUNDARIOS


A lo largo de la serie aparece un elenco de personajes secundarios que podemos dividir en dos categorías: los permanentes y los puntuales. Sólo nos encargaremos de la primera categoría dado que la segunda está compuesta, en su mayor parte, por las diferentes rivales contra las que Marta y sus compañeras de equipo han de enfrentarse y sus esporádicas apariciones no permiten hacer un análisis exhaustivo que merezca ser reflejado en estas líneas.
 

 

MARIA / MAKI AIKAWA

La inseparable amiga de Marta, ni siquiera una hermana se preocuparía tanto ni daría tantas muestras de fidelidad. Incansable compañera de fatigas que hace las veces de pañuelo de lágrimas, sabia consejera, responsable de catering y colega de diversiones. Pese a que Marta se ve obligada a darle más de un plantón a lo largo de la historia, y apenas la ayuda con sus propios problemas, María no duda en ningún instante en prestarle todo su apoyo para lo que necesite, conformándose con recibir un educado gracias y seguir contando con la total confianza de su amiga. Pese a que empiezan a practicar tenis a la vez, y María ve como su amiga destaca y ella se ve reducida a compañera de la favorita del entrenador, nunca siente celos ni envidia de su amiga, por el contrario le ofrece una mayor ayuda, consciente de la dureza de los entrenamientos a los que someten a Marta. María es una chica muy atractiva, alegre, espontánea, generosa, dinámica, leal, quizá un poco cabeza loca y coqueta, pero con un gran corazón. Es la amiga ideal que todos desearíamos, un personaje que se hace querer y que merecería haber sido más desarrollado en el argumento. De haber protagonizado una serie propia, habría tenido tanto o más éxito que algunas de las más famosas “divas” del manga.
 

 

EDUARDO / TAKASHI CHIBA

Amigo de Roberto y Luis. Es un gran admirador del juego de Marta desde sus comienzos en el Nishi. Su afición a la fotografía y la redacción harán que se convierta en reportero gráfico, y su amistad con los mejores jugadores de tenis de su colegio lo decantarán hacia el periodismo deportivo. Sabe estar a la altura de lo que sus amigos esperan de él, siempre dispuesto a ayudar, suele anticiparse a los deseos ajenos y estar presente allí donde se le requiere. Aunque nunca quedan claros sus sentimientos, parece sentir gran devoción hacia Rosa Ross, sin embargo ella está demasiado centrada en el tenis para darse cuenta e, incluso, interesarle una historia amorosa de ese tipo.
 

 

JAVIER-LUIS / YUU OZAKI

El trío de amigos del que forman parte Roberto y Eduardo, se completa con Javier, compañero de colegio y capitán del equipo masculino de tenis del Nishi. Los encargados de la traducción de la serie cometieron un fallo imperdonable cuando en la segunda parte le cambiaron el nombre por Luis, al pensar que se trataba de un personaje diferente debido al cambio de aspecto que había sufrido (al fin y al cabo habían pasado tres años desde los acontecimientos narrados en la primera parte). Al margen de este error, quizá sea éste el personaje peor definido y con menos relevancia. En la primera parte de la serie sus apariciones tienen algún interés, pero en la segunda su presencia responde a mero relleno.
 

 

SEÑOR ROSS / MR. RYUUZAKI

Padre de Rosa Ross y Presidente de la Federación Japonesa de Tenis. Es un personaje cargado de significado pese a las pocas veces que aparece. Pertenece a una clase social elevada y, como hombre de negocios, tiene grandes responsabilidades, sin embargo nunca ha dejado desatendida a su hija y ha sabido ser no sólo padre sino su entrenador de tenis. Es un hombre generoso, justo y capaz, demuestra una gran inteligencia en la dirección de la Federación y un gran olfato para detectar jugadores y entrenadores con potencial. En el ámbito personal profesa un cariño desmedido hacia su hija, a la que intenta compensar de la pérdida de su madre tanto con demostraciones de amor como con todo tipo de caprichos materiales Siente una gran admiración por la profesionalidad de Jeremías O´Connor y la labor que ha desarrollado con Marta, sabe que ésta se convertirá en la más dura rival de su hija pero, pese a todo, la protege y defiende sus intereses como propios.
 

 

SR. Y SRA. NOLAN / MR & MRS. OKA

Los padres de Marta son una figura totalmente ausente en la primera parte de la serie, sin embargo adquieren una mayor relevancia en la segunda. Ellos representan el hogar, el reposo y el hombro sobre el que ella sabe que siempre podrá recostarse; no obstante, su labor como educadores parece estar supeditada a la que desarrollan los entrenadores de su hija. Al no tener más hijos han puesto en Marta todas sus ilusiones, sin embargo no son exigentes y han criado a la muchacha en el sentido de la libertad a la hora de tomar sus propias decisiones.
 

 

TERESA / KYOKO OTOWA

Este personaje aparece sólo en la primera parte de la serie. En un primer momento se presenta como una jugadora destacada del equipo de tenis del Nishi que admira e imita el estilo de Rosa Ross y ha logrado formar parte de su élite. No obstante, la llegada de Marta le va a arrebatar sus privilegios, ya que el entrenador decide sustituirla por la recién llegada, como representante del equipo en los torneos escolares. Al no lograr que el entrenador se retracte de sus intenciones, inicia una campaña contra la novata, y es artífice de pequeñas “putaditas” que van quebrando su moral. En esta etapa, Teresa es presentada como un personaje muy negativo: envidiosa, mentirosa, aduladora, petulante, orgullosa... Sin embargo, tras un incidente dramático, cambiará para convertirse no sólo en amiga sino en apoyo de Marta. Con su presencia se intenta dar un mayor dramatismo a los inicios de la protagonista en el tenis así como una lección de principios a los espectadores.
 

 

ANGIE REYNOLDS

Angie es la hija del entrenador Reynolds, que se hace cargo del entrenamiento de Marta cuando ésta va a jugar a USA por primera vez. Tiene mucho talento como jugadora, pero no es capaz de hacer sombra a Marta. Al principio se muestra muy celosa de que su padre entrene a su rival, pero después de conocer las circunstancias que rodean a la desaparición de Jin se convierte en una de sus mejores colegas. Es extrovertida, humana y generosa.
 

 

EDDY REYNOLDS

Eddy es hijo del entrenador Reynolds y hermano de Angie. A menudo parece divertido y bromista porque oculta su faceta más seria. Es un buen jugador pero no parece tan activo en los torneos como otros personajes de la serie. Se preocupa mucho por Marta hasta el punto de que se podría decir que es uno de sus mejores amigos. Es un personaje más desarrollado en el manga que en el Animé.
 

 

MR. REYNOLDS

Mr. Reynolds es el padre de Angie y Eddy. Es también el entrenador de ambos, combinando cariño con dureza. Cuando se hace cargo de los entrenamientos de Marta es capaz de ver sus innatas cualidades, llegando a preferirla a su propia hija como jugadora. Sabiendo que ella ignora el fatal desvínculo de la enfermedad de Jin, que ha muerto ella mientras jugaba su primer torneo en USA, le dice una de las frases más bonitas de la serie “Tras el más duro invierno, siempre llega la más plácida de las primaveras”.
 

 

MARIA YOUNG

Maria Young es una magnífica tenista. También es una mujer muy orgullosa. Cuando Marta consigue vencerla, se convertirá en su único objetivo a batir.
 

 

BELL MACKENZIE

Bell es una de las más importantes promesas del tenis profesional americano cuando consigue vencer a Marta en el USA Tournament. Su estilo de juego combina fuerza y estética. Su inherente sentido de perfección le hace ver las grandes posibilidades que tiene Marta de convertirse en su sucesora en un futuro cercano.
 

 

TOTO / GOEMON

Es la mascota de Marta. Un gato negro, cariñoso y simpático, cuyas intervenciones junto a Marta son casi siempre cómicas y divertidas. Antes de marchar a USA, Marta lo emparejará con una gatita blanca que lo hará padre de una camada de preciosas criaturitas. Las travesuras de la familia harán las delicias de Marta y le servirán de consuelo durante la depresión en la que se sumirá tras la muerte de su entrenador.
 

 

MADRE DE JEREMIAS / JIN

Se casó siendo muy joven y amó siempre profundamente a su marido. Cuando éste decidió abandonarla por amor a otra mujer, no pudo soportar la pérdida y se sumió en una terrible depresión de la que nunca volvió a salir. Murió dos años más tarde dejando un hijo de unos siete años, que la amaba profundamente, al cuidado de sus padres.
 

 

SR MIDORIKAWA

Padre de Jeremías. Abandonó a su mujer cuando se enamoró de otra, dejando a su hijo Jeremías sumido en un odio profundo hacia él. Tras obtener el divorcio y casarse de nuevo, tuvo una hija, Ingrid/Ranko, que nunca le perdonó por haber hecho sufrir a su medio-hermano.
 


OTROS PERSONAJES SECUNDARIOS
QUE SOLO APARECEN EN EL Animé

Información facilitada por Dennis Hirschmann (DHirsch82@aol.com)

 

 

JEAN RYDER

En el Animé, Jean es presentada como la rival definitiva, el único escollo que Marta debe batir para alcanzar la cumbre del tenis mundial; siempre viste de negro y ocupa uno de los primeros puestos de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales). Cuando consigue derrotar a Rosa en un trágico partido tras el que Mme. Butterfly decide abandonar el tenis para siempre, Marta se perfila como la única capaz de vengar la afrenta. Su victoria será el final elegido para concluir el Animé.
 

 

 


OTROS PERSONAJES SECUNDARIOS
QUE SOLO APARECEN EN EL MANGA

Información facilitada por Dennis Hirschmann (DHirsch82@aol.com)

 

 

REI HANNABUSA

En su primera aparición parece una chica bastante sofisticada, sin embargo posteriormente se revela como una persona muy emotiva y visceral que siempre actúa como siente y piensa. Admira mucho a Marta y llega a declararle su cariño pero nunca queda muy claro si se trata de verdadero amor o de mero deslumbramiento. No es tan buena como Marta en tenis pero está completamente decidida a mejorar. Es prima de Yuu Kamiya.
 

 

KOUZUKI

Kouzuki es un jugador bastante machista al principio y su primera aparición en la historia coincide con un partido que debe jugar contra Marta y que de hecho pierde. Desde ese momento se convierte en un ferviente admirador de la protagonista, incluso se podría decir que se enamora de ella aunque nunca llega a demostrárselo, salvo en alguna discusión en su defensa. Kouzuki tiene bastante mal genio y no tiene inconveniente en pelearse con cualquiera que se ponga en su camino.
 

 

SAEKO HOURIKI

Su primera aparición se produce cuando tiene que enfrentarse contra Marta. Es una jugadora muy fuerte y resistente y el resultado es uno de los partidos más duros que tiene que enfrentar la protagonista. Su juego es igual que su carácter: poderoso y sólido, pero siempre optimista y con buen humor; sin embargo, Saeko no es capaz de soportar las derrotas y aunque se convierte en amiga de Marta, siempre la verá como su oponente. Está enamorada de Jeremías y tiene fuertes celos de la atención que él presta a su pupila. Es muy amiga de Angie y Eddy ya que su entrenador es Mr. Reynolds.
 

 

JACKIE BINT

Jackie comenzó siendo una oponente de Marta pero ambas acabaron convirtiéndose en grandes compañeras. Su edad está por encima de la media de los personajes de la serie, alrededor de los 23 años. Quizá se destaca por su gran sentido de la elegancia y su interés por la moda, pero sobre todo por su modo de ver la vida: inteligente y razonable, aunque también pueda ser impulsiva y esté abierta a todo tipo de diversiones.
 

 

GEORGIE BINT

La hermana perqueña de Jackie. Al contrario que ésta, Georgie aparece rodeada por un aura oscura que se refleja, entre otras cosas, en su negativa a perdonar a Marta por haberla derrotado. Aunque al final de la serie, su opinión sobre la protagonista parece mejorar gracias a Jackie, nunca conseguirá verla como algo más que una mera oponente.
 

 

YUU KAMIYA

No sólo el lector, Marta también nota desde el principio que Yuu Kamiya es física y psíquicamente muy parecido a Jin. Es un lobo solitario y bastante introvertido, pero también fuerte y tenaz. Su madre murió cuando él era muy joven y ha tenido que buscarse la vida por sus propios medios en muchos aspectos, aunque haya sido criado por sus tíos, los padres de Rei Hannabusa. Ella está casi siempre preocupada por su primo y sus problemas.

Yuu decide entrar en el Club de Tenis del Colegio Nishi porque admira a Marta. Se podría pensar que está enamorado de ella, aunque la autora nunca lo explicita salvo con alguna muestra de celos contra Tohdoh por su proximidad a Marta. Aunque su juego no parece demasiado entusiasta, acaba conviertiéndose en un gran jugador.
 

 

HIGUCHI NATSUYO

Amiga de Ranko. Se enfrenta a Marta en algunas ocasiones pero nunca logra superar la destreza de su contrincante. Aunque con ciertas apariciones esporádicas nunca llega a tener realmente importancia en la serie.
 

 

OOTA

Antes de que Katsura entre en escena y se encargue de los entrenamientos de los pupilos de Jeremías, es Oota quien asume las funciones de entrenador auxiliar del equipo de tenis del Colegio Nishi. Muy amigo de Jeremías, éste le demuestra un gran afecto (aunque no comparable al lazo que lo une a Katsura). Tras la muerte de aquel, colaborará con Katsura y seguirá manteniendo un estrecho lazo con la familia Munakata. Al final de la serie se casa y tiene un hijo.
 

 

REIKO Y AYAKI

Reiko y su hermana pequeña Ayaki son muy amigas de la familia Todoh. Ambas juegan al tenis pero la mayor dejó de entrenar cuando, tras regresar de USA, se casó. La relación de complicidad existente entre Takayuki y Ayaki provocará celos en Marta en algunas ocasiones.
 

 

SHIMA

Antiguo alumno del Colegio Nishi que, tras terminar sus estudios universitarios, fue convocado por su antigua escuela para ocupar la plaza vacante que quedó tras la muerte de Jeremías. Dado que Katsura se ocupa oficialmente del entrenamiento de Marta y, a veces del de los otros talentos del Nishi, la labor de Shima queda reducida a la de ser contrapunto cómico de la historia.
 

 

AI OZAKI

Ai es la hermana de Luis/ Yuu Ozaki. Juega al tenis pero no se destaca en exceso. Está enamorada de Yuu Kamiya, sentimiento que su hermano no aprueba.
 

 

SR. Y SRA. KAMIYA

Los padres de Yuu Kamiya. Su papel en la historia es bastante limitado. En las pocas escenas en las que aparecen, se revela la gran preocupación que les causa su hijo.
 

 

CHRIS EBERT

Una de las grandes damas del tenis mundial. Hace su aparición en la historia cuando debe enfrentarse a Billy Jean King en un torneo, siendo Marta espectadora del mismo.
 

 

BILLY JEAN KING

Desde el principio de la serie se hace mención a esta jugadora como una de las grandes "damas" del tenis. Su aparición se retrasará hasta el final del manga pero será decisiva para Marta porque el partido que las enfrentará será el más importante y duro de la historia. La derrota de Billy demostrará que es una gran jugadora y que sabe perder con la misma dignidad que ganar. Es la oponente de más edad a la que Marta se enfrentará, ronda los 30 años.
 

 


inicio de página